Reducción mamaria

La visión sobre la belleza de los senos desde el punto de vista estético es muy subjetiva y variable de una mujer a otra, tanto por las formas como por el volumen de las mamas y esa visión también cambia, según: la época, país, raza, la edad y los orígenes culturales de cada mujer. Una mama voluminosa, larga y pendular, pone de manifiesto no sólo problemas de naturaleza estética sino también funcional. El peso normal de la mama es de 250 a 400 gramos, de allí que una mujer con mamas por encima de ese valor se considera que padece de hipertrofia mamaria. El excesivo peso y volumen de las glándulas obliga a la mujer a asumir una posición inclinada hacia adelante para ocultar el volumen de la mama y aliviar la pesadez. Esta posición puede ocasionarle con el tiempo desagradables consecuencias en la columna vertebral con deformidades de la misma, (cifosis y escoliosis). A su vez la caída del complejo areola pezón de su posición anatómica adecuada está asociada en muchos casos a areolas extremadamente grandes Las mamas voluminosas y grandes limitan la libertad de los movimientos y la participación en las actividades diarias de las mujeres con hipertrofia mamaria. La hipertrofia mamaria es producto de múltiples causas, tales como: la edad, obesidad, factores hormonales el embarazo y en algunos casos la lactancia.
La paciente deberá acudir a la consulta, se decidirá la técnica quirúrgica a emplear con base a una serie de variables tales como: volumen mamario actual, tipo, forma de las mamas y presencia de estrías, variables que serán precisadas luego del examen físico. En esta consulta la paciente aclarará todas las dudas con respecto a la intervención que desea practicarse y se le informará sobre las posibles complicaciones que se le sobrevenir luego de la misma.
Se realiza bajo anestesia general.
El procedimiento tiene una duración aproximada de 2 a 3 horas, dependiendo de la técnica quirúrgica a utilizar.
El avance de la Cirugía Plástica pone en manos de sus profesionales varias Técnicas Existen múltiples técnicas para realizar este procedimiento quirúrgico que invariablemente va a dejar tres tipos de cicatrices, las cuales van a tener la forma de T invertida. Una cicatriz alrededor de la areola, otra cicatriz vertical desde la areola al surco submamario y otra horizontal a lo largo del surco submamari La extensión de la cicatriz horizontal puede variar, según sea el volumen mamario que se vaya extraer o la misma se puede obviar cuando el referido volumen a resecar sea muy pequeño, resultando así una cicatriz vertical únicamente. La colocación de implantes mamarios de pequeño volumen siempre se realiza con el objetivo de crear mamas de forma mas armoniosas.
Este procedimiento quirúrgico por lo general es ambulatorio, pero hay casos especiales que ameritan por lo menos un día de hospitalización. El dolor es tolerable en la mayoría de las veces pero siempre se administran analgésicos vía oral. El reposo que requiere este tipo de intervención es absoluto por un lapso que varía entre 3 y 5 días, durante el mismo la paciente debe cuidar cualquier esfuerzo físico extremo y toda clase de movimiento brusco. Este reposo tiene por finalidad evitar los hematomas, la dehiscencia de la herida o el desplazamiento del implante en caso que se haya colocado. El retorno a la actividad diaria sin esfuerzos puede comenzar a partir del décimo día de la intervención. La completa incorporación a esta se produce al mes de operada.